lunes, 31 de octubre de 2011


Necesito ponerme a leer algo que me llene urgentemente -

sábado, 8 de octubre de 2011

Destinados a no ser -

Es normal que las parejas terminen, ya lo dije, miles de parejas terminan relaciones, otras miles empiezan y otras miles más tienen sexo con los ex. PERO, hay miles de parejas que intentan el imposible, el estar. Quiero decir, parejas que intentan y re intentan sobre lo que no funciona, su relación. Hay personas que por mucho que quieran y lo intenten no están destinadas a estar juntas y que lo mejor que pueden hacer es terminar la relación con todas las letras. Quiero decir, cortar por lo sano, ya está. Por más que se sienten treinta y dos millones en un bar a charlar después de que dijeron basta no van a solucionar nada, no quiero ser mala onda, pero sí realista. Tengo amigos a los que ya les perdí la cuenta de la cantidad de veces que Paula y Fernando se juntaron en el Mc de Ramos mejía a hablar. Florencia y Federico elegían el Coffe Store de Ciudad jardín. Marcos y Ayelén en el Café Martinez de 9 de Julio. Basta muchachos. Ustedes saben, nosotros sabemos, el mundo sabe que la cosa no da para más y que no sirve que sigan intentando sobre el imposible. Amar también es dejar ir.

Guarden los buenos recuerdos, olviden los malos. Vive y deja morir, como dirían The Beatles. Date la oportunidad de terminar con esa persona que tanto querés pero con la que no estás hecho para ser y que mañana si se cruzan puedan tener una buena charla y no un corte de rostro. Qué sé yo, es que no entiendo a esa gente que vos escuchas que se jura amor eterno y al mes siguiente termina y reniega de haber estar con Fernando, Paula, Luciana, Juan o quien carajo sea. Hay que bancarse los muertos que tenemos en el placard, señores, no nos queda otra.

EN fin, si lo querés solucionar, hablalo, comprometete y cambia. Pero si ya dijiste basta, bancatelo y no jodas más. La otra persona no tiene la culpa.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Fantasmas

Adivina no soy y pelear contra lo que no conozco no puedo. Necesito que me hables, que seas sincero y me digas lo que te pasa, lo que te pasó porque te estás enfermando, porque me estás enfermando, porque nos estás enfermando. Me reclamas, me atacas con cosas que no entiendo, que no sé de donde sacas. Es imposible que sea comprensiva si no entiendo que pasa por vos. Es imposible que te entienda si vos no me explicas. Tengo tantas ganas de llorar y de gritar y más ganas me dieron después de que finalmente hubieras hablado conmigo. Es más, mientras más lo pienso menos puedo entender como te hizo eso, cómo fue capaz de decirte esas cosas. Qué odio tengo. No me entra en la cabeza ese desprecio que te hizo cuando para mi sos casi un sueño, cuando te quiero tanto y me haces tan feliz, incluso con nuestros altibajos soy demasiado feliz a tu lado. Por primera vez soy la prioridad de alguien y no su opción. Tu dolor me duele a mí, no importa si no soy capaz de demostrártelo. Me duele y es más de lo que vos te imaginas.

Si por mi fuera te mantendría a mi lado siempre, te tendría atrás mío para que nadie pueda hacerte sufrir pero sé que así no te ayudo, sé que tengo que dejarte hacer y mantenerme cerca para cuando necesites un abrazo. Para cuando necesites que alguien te mantenga fuerte. Ya tenemos mil noches soñando juntos que mañana vamos a hacer nuestra vida, gracias v.

Te quiero demasiado.

miércoles, 27 de julio de 2011

Obsesionario -




Creo que buscarte es más digno que pensarte,
más difícil que encontrarte y menos triste que olvidarte -








Tan Bionica - Obsesionario (en LA mayor)

jueves, 21 de julio de 2011

Diagnóstico; corazón con augeritos.

Las charlas con amigas son armas de doble filo. Te pueden hacer reír, hablar de sexo, aprender de sexo, informarte de la vida de tus amigas, de sus planes, de sus miedos y por el otro lado te puede hablar de tus planes y peor; de tus miedos. Ahí es cuando una empieza a pensar, cuando las ideas dejan de fluir y se ponen los guantes de box para darse unas contra otras sin que puedas sacar nada en limpio. La conversación comienza a ponerse incómoda y empezas a esquivar las preguntas porque no querés seguir encontrando manchas. Te das cuenta que estás haciendo que alguien pague los platos rotos de otra persona, que estás cerrada y hasta asustada de tener que compartir tu vida con otra persona. De amarla ni hablar, esas son palabras mayores para las que te sentís completamente incapaz.

Ese es el punto de climax de toda tu conversación interna. Acabas de descubrir algo que te quema por dentro y que te hace sentir el peor pedazo de existencia sobre el mundo. Querés amarlo y no podés, sabes que él lo merece y así y todo no podés dárselo. ¿Y entonces, qué hacer? Gran pregunta sin respuesta aparente. Te dan ganas de gritar de la frustración, para esta altura todo te duele y los te amo que él te da son más de lo que mereces. Querés salir corriendo y encerrarte donde no puedan encontrarte, no querés estar nisiquiera con tu alma, no te soportas ni vos, lo que no es novedad porque nunca fuiste una gran amiga tuya, pero ahora sos tu peor enemiga. ¿Cómo le podés estar haciendo eso? No tenés derecho y sos demasiado egoísta para dejarlo ir.

Querés tenerlo con vos, esa es la verdad. Sabes que hay una magia especial en esos ojos chocolate que puede con vos, que te vuelve más mujer y que te trae de vuelta a casa. No tenés idea de cómo lo hace, no ves en el momento en el que él esconde el pañuelo antes de hacer el truco ante tus ojos pero estás encantada con ser su público. Y él te dice todavía lo amas con una aceptación del tema que es más resignación y dolor que otra cosa. Se te parte el alma, no puede ser de otra manera. Vos negas, lo negas a muerte porque algo adentro tuyo sabe que no es así, que ya no le perteneces a ese que te dejó pero que tampoco sos de nadie, mucho menos tuya. De nuevo esos ojos brillantes y esa sonrisa dulce. Esos ojos que te miran con ternura y esos brazos que te sostienen cuando lo querés largar todo. Algo adentro tuyo se enoja cuando él te suelta para acomodarse de nuevo en la cama, no querés estar sin él, no querés que te suelte.

Quizá estés un poco quivocada, quizá estés un poco enamorada. Quizá tengan una esperanza.

sábado, 2 de julio de 2011

30 días

LLevo treinta días sin escribir y es raro. Se siente raro, como si me faltara algo de mí. Y hoy quiero escribir, y no me sale nada. No es muy reconfortante que digamos. ¡Quiero mi vida de nuevo!

viernes, 3 de junio de 2011

Distinta -

Una de las noches que volvía de un seminario que curso a la noche en la universidad me crucé con un ex ilegal y me dijo algo así, algo como "por fuera estás casi igual pero hay algo muy diferente, no sé qué es, es algo en tu actitud, estás distinta.." a eso le siguió una sonrisa cómplice, un beso y una despedida. Me dejó pensando ¿distinta? creo que del final de esa pseudo relación que tuvimos habrán pasado unos dos años, quizá un poco más pero siempre encontré la misma persona delante del espejo. No pude evitar quedarme pensando ¿qué era eso que él decía con una sonrisa que había cambiado? Ninguno de los dos lo sabía pero a mi me inquietaba, siempre fui muy curiosa y más con cosas así. Pensé en eso todo el viaje de retiro a mi casa en el tren, seguí pensando en eso mientras daba vueltas en mi cama, incluso ahora me lo pregunto unas cuantas veces todavía ¿qué ve en mí distinto? Podría agarrar y llamar a mi ex legal y a mi actual y preguntarles como me ven ellos, pero sería una tontería.

¿Distinta para mal? ¿Distinta para bien? La mayoría de las veces supongo que es para mal, algunas pocas veces me amo y digo que estoy mejor. Sigo pensando, comiéndome la cabeza y no saco nada. Estoy distinta y punto.






Más horrenda no me podía quedar la entrada, pero es algo que pasó hace apenas más de un mes (creo) y con los parciales y demás crisis existenciales no había podido terminar y no lo iba a dejar a medias.

martes, 24 de mayo de 2011

Quills' tag.

Beloved reader, I leave you now with a tale penned by the Abbe du Coulmier, a man who found freedom, in the most unlikeliest of places: at the bottom of an inkwell, on the tip of a quill. However, be forewarned, it's plot is blood-soaked, it's characters depraved, and it's themes... unwholesome at best. But in order to know virtue, we must acquaint ourselves with vice. Only then can we know the full measure of man. So come... I dare you... turn the page...

Marquis de Sade.

domingo, 22 de mayo de 2011

La excusa del "Te quiero"

Seamos brutalmente honestos, hay cosas que existen de verdad y cosas que nos conviene que existan para excusar algunas otras cosas que hacemos. Si me preguntan a mi, la bisexualidad no existe. Es una mentira de un homosexual no asumido para ir y venir entre ambos sexos porque no tiene lo que se necesita para asumirse y dejar de ser normal (y va en italic porque para mi la homosexualidad es tan normal como la heterosexualidad y sé que normal es un concepto demasiado subjetivo) ni tampoco quiere dejar de jugar con el sexo opuesto. Si me preguntan el bisexual se excita de solo pensar que puede tener un affaire con cuanta cosa se le cruce delante sea hombre, mujer o un potus.

Igualmente, no es la relativa existencia del bisexual lo que me motiva en este momento, hay algo más fuerte todavía que me tiene los dedos hipnotizados contra el teclado y es la burda frase de "te quiero". El te quiero es una de esas cosas que si a mi me vuelven a preguntar no existen. Querer es una posesión, es algo material. No se puede querer a una persona a menos que se la considere una mesa o un pato de cerámica. El término correcto, nos guste o no, es Te amo. Peeeeeeeeero, hoy Siglo XXI nos aterra darle ese poder sobre nosotros a alguien y por eso optamos por el incorrecto y mentiroso te quiero. Y me incluyo porque todavía lo que siento no está tan maduro como para poder gritarle a la cara que lo amo.

Otra cosa, el te amo no se desvaloriza por muchas veces que lo digas. No es como una computadora que con el paso de los años uno tiene que amortizar su valor. El te amo deja de valer cuando cae en los labios equivocados, cuando lo pronuncian personas que no lo sienten de verdad. El te amo es lo más sagrado que una persona puede decirle a otra y cada persona que lo recibe debería sentirse la más honrrada sobre la tierra de recibir algo así y preguntarse si merece tales palabras y darlo todo de sí para devolverlas a quien las dice sinceramente. Me cae como patada voladora en los ovarios las personas que por miedo no lo dicen, esas personas que se excusan en no desvalorizar una palabras porque simplemente no pueden ante todo lo que sienten. Esa gente cobarde me asquea.

Si no amas, no lo digas. Si amas, gritalo. Pero dejemos de escudarnos en excusas chatas y vacías que no nos llevan a ningún lado.

Soy él -

Se siente extraño volver a escribir luego de una ausencia tan larga, casi como si esto ya no fuera mío. Incluso podría decir que hasta me da algo de verguenza el volver luego de tanto tiempo, como si tuviera la cola entre las patas. Hasta siento esto, esta disculpa, como algo forzado. No estoy segura con quien me estoy disculpando; si con las dos personas que leen este blog cada tanto o si conmigo misma por estar tenerme lejos tanto tiempo. No lo voy a poner en tono de excusa, pero realemnte pasaron demasiadas cosas en el medio. Parciales, crisis familiares, crisis familiares, tardes de estudio y quedó un corazón, una relación nueva. Una persona diferente, una persona que me ama. ¡Qué aterrador! ¡Qué natural! Que alguien te ame es demasiado dual, por un lado te aterra, porque ¿cómo puede amarme con lo imperfecta que soy? y por otro lado bueno, vos lo querés y, en fin, alguna vez te iba a pasar. Pero ahí está el detalle, el gigantesco detalle. Lo querés, no lo amas. No a él, no todavía. Ahora entendes lo que sentía el soldado de plomo, esa presión en el pecho cuando alguien te dice que te ama y vos no podés responder con más que un gracias, una sonrisa de lado o un tímido yo también te quiero. Que alguien te ame y que por más que quieras no sientas que es tiempo de responderlo de la misma forma es como compartir el peso de la responsabilidad de Atlas, es tener sobre los hombros el espacio entre el cielo y la tierra. Y ni siquiera es tan pesado como eso, que el mundo se caiga a la mierda pero no puedo lastimarlo a él. Que el mundo empiece a girar para el otro lado pero que nadie lo haga sufrir a él porque les voy a tirar el mundo por la cabeza.

No solamente pesa el complejo de Atlas sino el del espejo. Situaciones en las que no sos vos y él sino vos y el soldado de plomo, veces en las que vos sos con él como el soldado era con vos. Las cosas como son; veces en las que me comporto como mi ex. Así de liso y llano. Lo peor es que él lo sabe, lo peor es que él lo entiende la mayoría de los días. A veces tengo ganas de tirar todo por la borda, de acabar con esta oportunidad para la que la mayoría de las veces no estoy preparada y no sé hasta que punto no estoy preparada y hasta que punto uso eso de excusa para no arriesgarme de nuevo por alguien de no amar de nuevo. Ahora, después de cuatro meses sin el soldado y de uno con él pienso dos veces las cosas, miro de costado una misma cosa para ver que es lo que realmente puede llegar a ser. Hablo demasiado como siempre, pero escucho mucho más y leo entre líneas. Ahora no lloro sino vale la pena, ahora levanto el mentón y enseño los dientes solamente ante amenazas reales, soy un poco menos impulsiva y más cínica.

No voy a negar que me encuentro siend extrañamente feliz a su lado, que me encantan sus mensajes de buen día, que me parte al medio verlo sufrir y que por más que muchas veces no pueda decirlo valoro muchísimo las pequeñas grades cosas que él hace por mi. Que es un beso todos los días, que es un abrazo y un te amo todos los días para mi y que sus caricias son cómodas como no me esperaba y que la velocidad a la que vamos me resulta desconcertantemente natural, como si tuviera que ser como es, así. Ya pasamos la etapa incómoda y horrible de que la relación puede tener fecha de vencimiento para alcanzar la de "disfrutemos hasta donde llegue, que y quiero que sea mucho" ¡Vamos por el level 2! Pero ya no como era el soldado de plomo y yo, sino como él y yo. Como nosotros.

viernes, 22 de abril de 2011

¿Quién soy? ¿Qué soy?

Trabajo desde hace poco más de un mes en el sector de ventas, estoy constantemente en contacto con desconocidos y tengo que tener cierta facilidad, cierta persuación para poder llegar al cierre. Para eso mismo tenemos cada tanto algunas charlas de motivación y esas cosas que a mi no me llegan muy adentro en la cabeza sino que más bien me entran y me salen de un oído a otro. El otro día no fue tan así; el otro día el motivador hizo dos preguntas que me dejaron pensando. ¿Quien soy? Es lo que yo mismo hago de mi vida, ¿qué soy? es lo que los demás hacen de mi. Si el qué le gana al quien estoy jodida, porque no soy yo sino un producto enajenado de mi misma, como decía Marx, el trabajador se desconoce ante su creación, ante su esencia, el trabajo que realiza es su esencia. Yo no quiero ser lo que los demás pretendan de mi pero a veces es difícil pararse sobre las convicciones propias y mantenerse fuerte sobre ellas cuando los demás quieren tumbarnos. Quiero ser un quien toda mi vida, quiero que los demás sepan que lo que soy es por mi, no quiero ser ni puedo soportar las personas sombra, esas personas que son lo que otras mejores que ellos son. Las copias baratas. ¿Y si lo que yo soy e intento ser ya fue alguien antes? ¿Sería yo también una imitación, una sombra? Sería horrible el descubrirlo, sería una certeza terrible. Saber que soy eso que tanto repudié, un qué. ¡Qué horror! ¡Un qué!

Voy a hacer de mi un quien, el quien yo quiera, imperfecto y algo cabrón. Apasionado y combativo, bastante celoso y sobretodo demasiado yo, demasiado quien.


Soy Artt, soy un quien. Soy Artt, soy un quien. Soy Artt, soy un quien.
Soy Artt, soy un quien. Soy Artt, soy un quien. Soy Artt, soy un quien.
Soy Artt, soy un quien. Soy Artt, soy un quien. Soy Artt, soy un quien.
Soy Artt, soy un quien. Soy Artt, soy un quien. Soy Artt, soy un quien.

sábado, 2 de abril de 2011

Ese otro ahí afuera que sos vos -

Encontrarse en el otro, verse reflejado en otros gestos, en otra mirada no es algo para lo que estemos preparados. No es algo que nos guste tampoco. Es ver esos mismos ojos tristes, esa mirada perdida que durante mucho tiempo fue nuestra. En el momento en que la otra persona sabe que estuvimos en su lugar todas las cicatrices se abren y sangran, el sonido del tren muere y la música de los auriculares se vuelve atronadora, como si te fuera a romper los tímpanos y el alma. Las palabras de Rob Thomas no llegan a consolarte y sin darte cuenta estás llorando otra vez, tenés de nuevo esa misma mirada perdida y atormentada sentís que todo tu cuerpo late y la sensación de que todos en el vagón te miran, porque es así. Todos estan mirando a la piba que de la nada se puso a llorar y que nadie sabe por qué, nadie te pregunta qué te pasa por miedo a que les cuentes de tu vida. A nadie le importa pero todos son morbosamente curiosos, en ese momento sos como un accidente, un choque, algo que todos quieren ver pero que no quieren saber mucho. La única persona que no te mira es esa mujer rubia que ahora esconde la mirada en la ventana y que de la nada sintió frío y se puso un suéter.

La comunión que se crea entre las dos te está matando y vos solamente podés llorar en silencio ignorando a los demás, porque todos ellos son un mundo aparte. Finalmente te toca secarte las lágrimas y bajar del tren mientras los demás se preguntan en silencio que mierda fue todo eso. La mirada de la mujer rubia te sigue en el mismo silencio y ves en ella eso que tanto te tortura; sos vos. En otra persona.

viernes, 1 de abril de 2011

01/04/2011



















Esta noche, estadio Luna Park; 30 seconds to Mars.

Pray to your god, open your heart
Whatever you do, don't be afraid of the dark
Cover your eyes, the devil's inside
One night of the hunter
One day I will get revenge
One night to remember
One day it'll all just end
-

sábado, 26 de marzo de 2011

All I need -

Everybody cries and sometimes
You can still lose even if you really try-

Everybody's trusting in the heart
Like the heart don't lie

And that's all that I need, yeah
someone else to cling to
someone I can lean on until
I don't need to
just stay all through the night
and in the morning let me down
'cuz that's all that I need, right now


I'm Losing.

domingo, 20 de marzo de 2011

Cuatro paredes -

No quiero que venga el maldito albañil, no quiero que toquen nada de mi habitación. No quiero a mis hermanas arriba conmigo, necesito mi privacidad, necesito de mi habitación. Es algo tan vital como incomprensible para los demás, para mi lo es todo. Además, no hay necesidad de hacer un escritorio en la habitación de mis hermanas, no hay necesidad de mandarlas arriba a donde solamente estoy yo para hacer lo que quiero. Escuchar música, llevar amigas, reírme, mirar películas, llorar. No quiero inquilinos arriba, solamente quiero mi soledad. Es exagerado, y no me importa, pero esas cuatro paredes son Tierra Santa para mi. Son todo lo que tengo y todo lo que quiero, no necesito más.

Y estoy tan enojada, me siento perdida porque quedarse sin ese espacio propio es, para mi, como quedarme sin casa. Lo peor es que yo quedo como una egoista siempre, siempre es mi culpa, siempre podría ser un poco más comprensiva, más paciente, siempre podría esperar un poco más. ¡BASTA! No soy paciente, no soy comprensiva y no espero más a nadie. El colmo de todo es que yo ofrezca alguna solución media y que hasta eso me nieguen cuando es a mi a quien van a trastornarle la vida con este cambio putamente innecesario. Querés agrandar la cocina, hacelo, querés poner cerámica, hacelo, querés agrandar el quincho, hacelo. Pero hay cuatro paredes que no podés tocar porque no son tuyas, porque son mías, porque fui yo quien se comió todo un verano refaccionando esa habitación para que sea lo que hoy es; MI lugar. No necesitas un escritorio, de verdad que no lo necesitas.

Mata no poder hacer nada, me mata nunca poder hacer nada y saber que esas cuatro paredes van a dejar de ser mías. Me siento atrapada.

jueves, 10 de marzo de 2011

Lucky -

Suerte que despierto junto a ti
Suerte que sentí lo que sentí
Suerte que regresas para mí
Suerte que hay más por conocer
Suerte que contigo creceré
Suerte que te tengo al volver

Me arde, me quema.
No me pasa esto mismo ahora porque no es mi suerte
y sé que vas a ser la suerte de alguna más.
Eso arde, eso quema.


sábado, 5 de marzo de 2011

Feliz primer beso -

Iba a escribir sobre un primer beso, sobre un primer beso que nació hace 365 días atrás, una noche tibia y rara de marzo. Iba a hablar de un beso que hoy no tiene lugar, y que perdió hace casi dos meses atrás. Ese mismo beso que me quema en los labios hoy porque me está sobrando pero ví algo más importante y el tema de ese beso lo voy a cerrar en un simple

¡Feliz primer beso!

Y nada más porque hasta yo empiezo a cansarme de esto y sé que ya es hora de que deje que la herida cierre y cicatrice en paz. No más vos, no más yo, nunca más nosotros.

Ahora, lo que me importa, lo que me preocupa en realidad, es la cantidad de corazones rotos que veo últimamente. ¿Qué pasa? Parece que el viejo y querido y vivieron felices para siempre no existe más. Y eso no está bueno, no. Soy una fanática incurable del final feliz y no me siento contenta con la situación amorosa actual. Parece que la gente ya no ama, que tiene relaciones abiertas, relaciones que "son complicadas" extraño el compromiso, el arrodillarse para pedir matrimonio. Todas esas cosas tontas que muestran las películas de Disney y Hollywood. Yo sé que las epocas no son las mismas y demás pero ¡vamos! Amemos, dejemos amar y dejemos que nos amen.

Hasta podría decir que por más que yo no tuviera un Feliz San Valentín estaba esperando ver a la gente festejarlo y no vi nada, me quede esperando y sigo esperando. Espero demasiado, esperaba cuando lo tenía que esperar a mi soldadito de plomo y ahora sigo esperando pero no sé que es lo que estoy esperando porque la situación sentimental parece enferma terminal. ¿Estaré esperando demasiado? Es muy posible.

Quizá sea tiempo de que deje de esperar que los finales felices lleguen, estoy casi segura que tengo que ir por mi misma a buscar ese final feliz que quiero. Ya vengo, me fui a buscarlo...

lunes, 21 de febrero de 2011

Todavía lo amo -

Primero y principal, no es lo mismo dejar de amar a tener superada una ruptura. Yo tengo superada la ruptura por ejemplo, pero todavía lo amo.

Anoche después de una seria crisis en mi casa estuvo conmigo. Estuvo del otro lado del teléfono durante cuarenta y cinco minutos escuchándome, confortándome, conteniéndome. Son esas las cosas que nadie veía, su compañerismo. Son esas las cosas que todavía me hacen sonreír cuando pienso en él, son todas esas cosas las que me hacen saber que lo amé y que todavía lo amo. No me arrepiento de haberlo amado y no me averguenza reconocer que todavía lo amo. Sé que en algún momento voy a dejar de sentir eso porque es obvio, muerta la relación el amor va a acabarse también en algún momento. Porque él va a estar con otras, porque yo voy a estar con otros. Y un día, sin darme cuenta voy a estar enamorándome de otro hombre, de otra mirada, de otro abrazo. Y él, mi amado soldadito de plomo, no va a ser más que un dulce recuerdo de mi primer amor. Así tiene que ser y hasta entonces seguirá siendo mi amor.

domingo, 20 de febrero de 2011

Cuando el hogar se convierte en un campo minado, entonces ya no es hogar.

Vamos, miles de veces te sentiste así. No lo digas siquiera pero pensa en todas esas veces que sentiste a tus viejos y hermanos/as como tus enemigos en lugar de como tu primer círculo. Veces en las que sentiste que ellos no eran más que gente que quería lastimarte y que esperaba a que salieras de sus vidas cuanto antes. Situaciones en que incluso la palabra incomodidad te quedaba chica y estabas completamente fuera de lugar, porque en casa todo era guerra. Vos contra tu viejo, tu vieja contra tu hermana, tus hermanos contra ellos mismos. Tu viejo contra tu vieja. Vos contra todos. Y no hay un momento de paz.

Cuando las minas empiezan a estallarte en la cara todo es demasiado difícil y el último santuario, que era tu hogar, se convierte en ruinas. Y te sentís solo. Te sentís un irakí en Washington. Un pobre tipo en terreno enemigo. Un pobre tipo solo en un mundo que ya no le pertenece. No envidio a ese tipo, entiendo a ese tipo; soy ese pobre tipo. Mi hogar estalló, era un campo minado. Ahora no queda nada, es solo campo estéril. Ya no es hogar.

jueves, 17 de febrero de 2011

De este lado del monitor.

De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. De este lado del monitor. Ya no queda nadie.

sábado, 12 de febrero de 2011

Increíblemente, ayer me levanté e hice todo lo que dije que iba a hacer. Un aplauso para mi.

viernes, 11 de febrero de 2011

Mañana.

Mañana tengo muchas cosas que hacer, la mayoría me dan lo mismo, la mayoría son un bodrio. Mañana tengo que ir a la uni a anotarme en cuatro materias, tres las tengo decididas, la cuarta me gustaría con alguien que sé que no me va a responder. Tengo que sacarme un turno con el INMAE para hacerme la licencia para volar y llamar para hacer el curso de conducción. Mañana tengo que averiguar en el club el tema de natación y empezar a comprarme las cosas. También dije que mañana me depilaba y que iba a limpiar mi habitación. Sabrina dijo que iba a venir a las 15.00, aunque conociéndola seguramente llegue a las 16.00/16.30 o directamente no venga a que vayamos a buscar los analíticos del secundario. Estoy cnvencida que ya de arranque estoy olvidando un montón de las cosas que dije que iba a hacer mañana. Mi mamá me encargó llevar un papel a lo de mi abuela, seguramente después de eso vaya a ver a mis sobrinos. Mañana voy a anotarme para dar final de ISJ y voy a juntar los apuntos de ISJ para empezar a estudiar.

¿Y para qué mentir? Me conozco demasiado y sé que seguramente mañana no madrugue nada y por ende no vaya a donde la uni, me siento poco motivada para eso justo ahora. Y si llego a ir sé que voy a demorar más de la cuenta porque o a) paso por lo de una amiga a la salida o b) voy caminando hasta Florida para matar tiempo en la peatonal. Posiblemente mañana llame al INMAE para sacar turno pero me olvide de hacerlo con la academia de manejo y deje el aprender a manejar para más adelante, como siempre hago con natación. Estoy casi segura que mañana mi día se va a resumir a ordenar un poco la casa y estar en el pc porque tengo toda la casa para mi, ni siquiera voy a hacer el intento de pner cera a calentar y la habitación va a quedar como está porque no la limpio a menos que sea fin de semana. Esta claro que no voy a tocar un maldito apunte, gracias si me anoto para rendir a finales de Marzo.

De hecho, ya es mañana. O no del todo, mi mañana arranca cuando despierto en casa y lo raro es eso; hace casi un mes que durmiendo en casa no me siento en casa. Se supone que mis días empiezan y terminan, empiezan y terminan. Y no. Para mi es como un martes demasiado largo que no puedo terminar todavía, una tarde noche demasiado pesada en verano recién llegada de vacaciones. Tengo que darle fin a ese martes, la vida no va a esperarme y yo tampoco voy a esperar a que él quiera terminar. Debería estar en la cama fingiendo que duermo y que descanso, mañana madrugo y para todos es viernes. Para mi sigue siendo martes. Odio los martes. Y es mentira, no puedo odiar los martes, por más que quiera hay cosas que no puedo odiar porque sería odiarme a mi misma también. Quizá pueda odiar los mañanas.

martes, 8 de febrero de 2011

domingo, 6 de febrero de 2011

Ecuaciones que no dan infinito, sino que dan imposible

- Te quiero, pero voy a dejarte.
- ...
- Me haces feliz, pero voy a dejarte.
-...
- Te atraés sexualmente, pero voy a dejarte.
-...
- No hay otra, sos la única, pero voy a dejarte.
-...

A muy grandes rasgos fue esto lo que entendí entre todas las palabras que me dijeron una tarde. Quizá fue mala interpretación mia, no lo niego. Quizá fue realmente lo que pasó, no lo sé. Lo cierto es que con todas estas incógnitas, con todas estas x's a mi la ecuación no me da infinito, sino imposible. No es un asunto al que le de vueltas constantemente, incluso podría decir que ya comenzó a ser solo un montón de palabras que repito como monólogo cuando me preguntan, una historia, nada más.

Lo tengo aceptado, lo tengo asumido. Y como le dije a una amiga hoy; algunos días lo tengo más superado que otros. Y esta bien, para mi está bien porque no es basura que arrastro desde hace años, sino que llevo apenas unos días lidiando con esto, con algo que nunca había experimentado. Mañana posiblemente esté mejor que hoy y pasado quizá me den ganas de hacer pucheros mientras escucho música. Hasta que un día me levante y esa herida esté cerrada e imposible de reabrirse.

La gente empieza, la gente termina, soy solo una persona más en el mundo y shit happens. Es así.

lunes, 31 de enero de 2011

Evento histórico en mi vida.

Hace oficial y exactamente una semana que tomo mate. Me siento re grande, soy una tarada importante pero realmente me siento toda una adulta. Ea, for me. ;D

sábado, 22 de enero de 2011

Broken heart

Por día terminan cientas de historias de amor en el mismo segundo empiezan otras miles y así es todo tiempo. La mía no es la primera ni la última historia de amor que terminó -según yó- hoy. A todos se nos rompe el corazón alguna vez en la vida. Y las personas con el corazón roto siguen comiendo, trabajando, teniendo sexo, bailando, no hay nada que no puedan hacer. Y hoy descubrí eso. Quizá me lleve un día mas o un día menos que al resto pero como una vez dijo la Reina Brandy Alexander "todo lo que cuentas son solo palabras que ya no suceden, cuando lo comprendas podrás tirarlas a la basura y a partir de ello veremos quien serás"

Ya entendí que solo fueron hechos que pasaron, palabras y personas que no están más. Ahora tengo que ver quien quiero ser. Sola, porque incluso sola puedo. Voy a poder. Un corazón roto no es más que eso, y la vida no termina cuando el corazón se rompe, la vida sigue incluso sino estamos en ella. A la mierda, hay que seguir andando.

Arrastrando el corazón, pateando el alma; pero siempre en movimiento. Detenerse jamás.

viernes, 21 de enero de 2011

Heartache -

Me quedé soltera, no hubo segunda oportunidad. Me duele mucho todo, es una sensación muy molesta. Y hay algo que me da bronca, esas propuestas pedorras. No hay amistad después de la relación si vos no estás dispuesto. La relación era de a dos, la amistad también. Yo no tengo drama en intentar una amistad, una amistad que me va a doler, que me va a hacer mierda. Y sigo dispuesta por una persona que se cansó de pelear, que según lo que me deja ver, me dejó de querer y lo dejé de hacer feliz. Una persona que siento que se aferró a una excusa tonta para terminar con una relación que ya no sentía. Esa es la sensación que me dejas, lo amargo en la boca.

Lo peor es eso de quizá después, ¿después? No sé si voy a querer intentarlo después. No sé si después te voy a seguir amando como hoy. Porque vos me estás dejando supuestamente de lado por tu carrera, yo no creo que haya después. Preferí el extremo de que nunca volvamos a estar juntos porque no voy a seguir llorando por alguien que no puede darme cierta prioridad. Por alguien que ahora no puede estar conmigo, no quiero llorar por alguien que dudo que me quiera. Y que si vuelva, que sea cuando todavía sea temprano porque no voy a lastimar a un tercero por quien me lastimó, ni voy a seguir lastimándome por quien prefirió dejar de pelearla a que estemos juntos.

Yo lo amo, lo amo con toda mi alma. Y ya sabe que hay una parte de mi más chiquita o más grande que siempre lo va a amar. Hasta entonces.

martes, 11 de enero de 2011

Viaje.

Pateando el alma y tratando de sostener todos los pedacitos de corazón en su lugar me voy a Córdoba. Huyo a Córdoba. No sé cuando vuelvo, en realidad no quiero volver.

viernes, 7 de enero de 2011

Another heartache, another failed romance -

Siento el corazón dentro del pecho como si fuera un bollito de papel. Todo estrujado, todo rotito tirado en un rincón. Es el bollito de papel pesado como una tonelada de mierda, y se siente exactamente como eso.