viernes, 17 de diciembre de 2010

Desde el A.C. al D.C. nada cambió.

No entiendo cual es la necesidad de hablar de las cosas que a uno no le competen. De hablar de una relación que no es la de ellos. Por más que sea tu hermana, tu hijo, tu prima, tu amigo.. no tenés ninguna necesidad y mucho menos ningún derecho a andar desparramando mierda por ahí sabiendo que eso se va a escuchar y que vas a lastimar a alguien que solamente está dando lo mejor para hacer feliz a esa otra persona. No sé si si entiende bien lo que estoy queriendo decir así que seamos más crudos (y discretos si se puede); me dijeron que alguien demasiado cercano a mi novio anda diciendo "sí, está de novio pero a ver cuanto le dura" De vuelta, NO hay necesidad. Le viene durando nueve meses.

Nueve meses que más allá de los altibajos, las peleas tontas, los enojos y todo lo que puedan arrunar una relación son un montón de días de los que no me arrepiento de haber caminado de su mano. Conocí un montón de gente maravillosa en los años que vengo andando pero en sí la mayoría es la misma mierda. Antes de Cristo, después de Cristo. Da igual, los habladores siempre están.

No estoy apostando a ver cuanto duro con él como para que alguien ajeno a nosotros DOS tenga que andar hablando y levantando las apuestas como para ver quien cobra más. Lo peor es fumarme esto sola, es no poder decir nada. Porque es demasiado cercana la persona, porque sé que arranco perdiendo. Que gente de mierda que no tiene nada que hacer. Estoy enojada y ni siquiera enojada, completamente decepcionada que es peor. ¿Te me hacias la amiguita y ahora andas vomitando mierda? ¡qué poca vida tenés!

jueves, 16 de diciembre de 2010

Never gonna leave this bed -

Wake you up in the middle of the night to say
I will never walk away again
I'm never gonna leave this bed

So you say go, it isn't working
and I said no, it isn't perfect
so I stay instead
I'm never gonna leave this place

martes, 14 de diciembre de 2010

Vómito rosa *

Primero que nada quiero dejar sentado que en este momento creo que sos un imbécil. Pero que más imbécil soy yo por esto, porque es como tirar una pelota a la pared. La pared no devuelve el golpe, la pelota simplemente rebota por algún asunto de física, o algo así que desconozco.

Terminé los examenes, hasta febrero no piso la cochina universidad. Pero me siento más cansada y estresada que en plena temporada de parciales. La temporada de molestia me está durando demasiado y recién ahora cuando siento que estoy tirando por la borda una de las cosas que más me importan entiendo por qué. Estoy completamente desequilibrada. Emocionalmente. Estoy en abstinencia de mi misma y no puedo más. Fue estresante entender cual era esa abstinencia, pero supe que era y como parar a tiempo. Prefiero esta abstinencia horrenda a lamentarme por haber sido demasiado débil de nuevo.


En este momento estoy cansada de Disney, de Hollywood, de las canciones de amor y de todo lo que vende ese final feliz lleno de gente que encuentra el amor. Son dos palabras de mierda, pero en este momento son las que más ansío escuchar. A mi no me pasa, a mi no me aman. Y yo amo. Sartre tiene razón cuando aplica la dialéctica del Amo y el esclavo de Hegel al amor y dice que quien más ama es quien está sometido en la relación. Cuando tendría que ser al revés. Porque hasta donde yo sé (que no es mucho, sino más bien poco) el amar no está mal.

Le dije a un amigo que me encantaría que su amor no me importe, pero me importa demasiado. Al inicio tenía la esperanza de que al menos en su corazón poder ser la primera, ya que no soy ni la primer novia, ni la primer mujer en su cama. Quería ser esa a la que él amara. Pero ya no, no más. Hace rato perdí esa ilusión.

Mujeres, sí él te ama te lo dice. Basta de joder con esa creencia estúpida con la que nos damos animos las unas a las otras como imbéciles de "Te ama, pero debe de tener miedo de decírtelo" ¡NO! Los hombre son muy básicos. Quieren comer, comen. Quieren hablar, hablan. Quieren amar, aman. Nosotras somos las tontas complicadas que le hacemos caso a las novelas de amor y que vemos un príncipe en un sapo. Vamos, los principes y caballeros murieron con la edad media, y los que quedan son parte del arte renacentista. Y no quiero menospreciar a los hombres de hoy, pero ellos no son la copia fiel de lo que las mujeres solemos buscar. Esa es la cruda verdad.

Quien no se sienta identificada(o) que arroje la primer piedra.

viernes, 10 de diciembre de 2010

This old heart has had a whole lot a breaking down -

Warning, my english sucks. But I'll do my best. (If you notice any mistake please tell me)

Ops. I think I'm in love with him. Madly in love with him, actually. Shit.

What I'm supposed to do? I really don't know. Sometimes I think it's something that I can't deal with. And, the worst part? the distance.

I'm always waiting for him. I love him and I don't mind if I have to wait. But sometimes I wish I could go to sleep with him on Monday. But no! I can't. Why? Because he is never at home on Mondays. And like this stupid thing I regret a millon else.

I just want to scream out loud. I'm freaking out. And it gets worst when I feel I'm just talking. I mean, I talk, I talk, I talk, I talk, but noone is really listening to me. That fuck me up.

Is a headache to think about it, or think if the relationship is really working out or it's a whim. Sometimes I wonder if I should break up with him. And then I continue thinking and I realise that even when the distace makes love sucks, it's fine. I mean, he's the best part of me. Or if he's not, he makes me find it inside myself.

Because of him I have made a lot of good changes in my life. About studies, work and my way to see the things. Love makes me bigger. I discovered another face of me. I saw myself as a girlfriend, a lover, a whore (come on girls, we all have a soul of a whore in bed) , a confident. And I really like it.

I'm not with him for me. And neither for him. We are together for us.

Damn. The last one? Love makes me a sweetheart.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Grr.

Estoy enojada. Estoy de mal humor. Me revienta que me ignoren, no soy un espacio vacio. Debe de ser que me está bajando el sueño y por eso tengo la sensación de que estoy sola. Es que en sí estoy físicamente sola, en mi casa. Tengo hambre, todavía no me hice de almorzar, posiblemente por eso me duela la cabeza y me ponga de peor humor. Me siento violenta, no lo puedo evitar. Es de neuvo esa sensación de estar esperando la menor chispa para poder estallar con todo. Contra todo.

Lo peor es saber que todo el enojo se desató por una pavada, por no saber que mierda poner en un bolso para un viaje relámpago de fin de semana ¡tan simple!

'Cause baby you're a firework
come on show 'em what your worth
make 'em go
as you shoot across the sky

miércoles, 1 de diciembre de 2010

This little and happiest place inside myself -

No sé si soy yo o son los demás, pero desde hace unos días es como si todo fuera más pesado. Quizá sea la epoca del año, que quiero terminar todo, que ya no quiero saber nada más sobre nada. Solo cerrar los libros y salir a perderme por las calles. No preocuparme del horario en el que me acuesto, que todo sea solo verano. Solo lo que pinta en el momento y no la planificación esclava del año.

Estoy en el borde del enojo, porque el tener que seguir estudiando me pone así. Amo estudiar (soy bastante freak) pero justo ahora no tengo ganas de eso, sino que quiero dedicarme a la otra parte de mi. La que escribe, dibuja, intenta aprender guitarra. Mi parte feliz.

No veo la hora que el verano se detenga en la puerta de casa, así por fin puedo alcanzarlo.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Solo encuentro en la oscuridad lo que me une con la ciudad de la furia

No saber que escribir me pone nerviosa, demasiado nerviosa. Y mucho más inquieta de lo que suelo ser también. Me hace sentir una abstinencia horrible, como si fuera una adicta sin su dosis de crack. Es una sensación horrenda. Y tanta necesidad hace que no pueda centrarme en otras cosas. Como si todo lo tuviera atascado en la garganta como un nudo que no me deja asimilar nada a mi alrededor. Cuando no puedo escribir todo -aboslutamente todo- pasa a un segundo plano. Desde la pareja al estudio, pasando por la comida, la lectura. Todo. Es como si algo en mi cabeza supiera que está mal. Y me preocupa, porque tengo que estudar, tengo cosas en las que poner la cabeza y no puedo, como ahora que estoy sentada frente a la computadora tratando de unir dos ideas de manera medianamente decente. Sé que estoy fracasando.

Y ya que estamos de quejas, hace una semana que no puedo dormir bien y que un dolor de cabeza inmundo me acosa cada dos por tres. Y me siento bastante más irascible que de costumbre. En fin, habrá que volver a probar suerte con Introducción a los sistemas jurídicos.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Cuando el cielo llueve...

...tengo ganas de irme en lágrimas con él de la mano, para volver a casa. Necesito volver a casa. Estoy sola, mojada, asustada. No quiero estar donde el fracaso me golpea la espalda con tanta fuerza. Estoy demasiado cansada para seguir defendiéndome.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Insomniun delirium

No sé si será que llevo más de veinticuatro horas sin dormir y estoy perdiendo el poco raciocinio, o si será que se acercan las fiestas y eso me pone de buen humor. Quizá sea que a pesar de todas las que puedan pasarme todavía tengo motivos para sentirme dichosa y sonreír. Posiblemente sea porque llevo más de veinticuatro horas sin dormir porque nunca soy así de positiva. Es más, el positivismo exagerado de algunas persona me cae como patada voladora en los ovarios. Sea lo que sea puedo declararme feliz y tengo ganas de refregárselo a alguien en la cara, pero posiblemente no le caga bien a nadie que lo haga.

A la mierda.

¡SOY FELIZ! Hoy, acá mismo me declaro feliz. Con sueño, con ganas de tomarme otro café con leche, con mi novio lejos y con una carrera a cuestas que hace que me bloquee la mayoría de las veces que quiero escribir y que consume mi fortuna en tiempo al pedo.

Y sí, en algún momento voy a dormir. Cuando termine esto voy a ir a por una buena taza de café con leche. Porque en dos semanas exactas lo veo de nuevo y no veo la hora de que el tiempo corra de una vez. Porque si bien detesto la unversidad, es lo que tengo que hacer y sé que más adelante (futuro, siempre futuro) me va a servir y que cuando termine la cursada voy a tener mucho tiempo para mi de nuevo.

Ea for me que soy feliz hoy. Mañana posiblemente no lo sea, o quizá sea más feliz que hoy. Por suerte todavía no es mañana y no tengo que fijarme en eso.

domingo, 31 de octubre de 2010

- baby, baby, baby when all your love is gone who will save me from all i'm up against out in this world -

Yo me pregunto lo mismo. ¿Qué voy a hacer cuando este sola y con todo en contra? A veces me aterra, porque me siento muy chiquita y desprotegido. En esos momentos el mundo me parece inmenso y muy cruel como para poder afrontarlo sola con mi insignificamente existencia. Pero después lo pienso dos veces y me siento muy tonta. Sí, hay que planificar a largo plazo para tener un futuro pero ¿qué más da? Quiero decir, de tanto planear el futuro no estoy pisando el presente. Este es el momento, el tiempo es ahora. Y es tiempo de todo y para todo.

Tiempo de odiar. Seamos realista no todo nos gusta ni tiene porque ser así! Amo odiar. Amo amar, porque todo eso soy yo.

Tiempo de reír. De cosas que me acuerdo con una canción, con un libro. Reírme con los demás, de los demás ¡y de mí también!

Tiempo de amar. Pero de amar con todas las letras, de entregarse a las peleas tontas, a las tardes de películas, a las noches de amor, a las mañanas de desayunos improvisados con panqueques.

Es mi tiempo.

Baby, baby, baby
when all your love is gone
who will save me
from all I'm up against out in this world

maybe, maybe, maybe
you'll find something
that's enough to keep you
but if the bright lights don't receive you
you should turn yourself around
and come on home

sábado, 30 de octubre de 2010

Soledad, está cansada de sentirse separada y sin amor

Hasta acá llegó la puta cuenta regresiva. No espero más. No lloro más. LLegué al límite, lo alcancé y lo destruí. Basta. Ya no espero más nada de nadie, ni pienso hacer más nada por la causa perdida ¿a titulo de qué? a ninguno. No peleo más y debería darme verguenza porque no soy así, pero no quiero hacer más por otro. No quiero hacer porque no hay devolución, es todo unilateral en este momento. Más cuando la culpa de la situación no es en sí por mi causa, porque no la genero.

Yo estoy acá, siempre estoy acá. Espero, espero y sigo esperando. No más. Ahora voy a dejar que me busquen, yo no busco más. No me preocupo más, porque cuando los demás necesitan estoy y cuando yo necesito tengo que andar ocultándome y rogando. Parte de eso es mi culpa por ser tan orgullosa. Una cosa es que me falten porque yo no les permito llegar y otra muy diferente es que me fallen. Que me dejen tirada como si fuera una muñeca de trapo rota. Soy demasiado idiota, doy demasiado. Y ahora no espero nada más y no pienso hacer nada más.

En pocos días me pasó demasiado, lo suficiente como para que me hiciera crecer de un cachetazo. Y cuando más desolada me sentí me di cuenta de que estaba sola. Porque una vez más me faltaba. Ya no quiero más y solamente estoy esperando el momento justo para darle punto final y basta.

martes, 26 de octubre de 2010

25 días

Es imposible que pueda escribir todos los días, porque no todos los días tengo tiempo, porque no todos los días tengo algo que decir. Que sé yo, incluso ahora después de todo un finde siento que sigo medio ahí. Siempre estoy ahí, justo en el límite. A un segundo de estallar, a un segundo de largar todo a la mierda. En este momento estoy más cerca que nunca en este último tiempo de ese límite. Casi que estoy buscando esa excusa que me pueda hacer estallar y arrastrarlos a todos conmigo en mi ira. Tengo tantas ganas de eso.

De un segundo al otro cambié rotundamente mi humor, cambié todas las ganas de la noche y estoy histerica. Me siento ahí, parada en la punta de un iceberg enorme de ira. Me encantaría poder tirar todo por la ventana. Dejar de pelear la causa imposible, dejar de intentar lo que está quebrado. No puedo. No quiero. Menos cuando no hay respuesta, es como llamar y que te salte la contestadora. Tampoco ganaría nada con largarlo todo, pero me sacaría las ganas de hacerlo mínimamente.

Lo peor es que los demás (no todos los demás) no tienen la culpa de que esté tan alterada y no tienen porque bancarse esto de mi pero bueno ¿cuando la vida es justa? Jamás.

Y siempre escucho a la gente decir, "acá estoy, tirando para no aflojar" yo quiero aflojar. Hoy quiero aflojar. Basta.

Día 25, terminado.

viernes, 22 de octubre de 2010

28 días

Odio cuando me agarran lagunas. Me cuesta acordarme que hice en el día al rato me acuerdo de nuevo y buen. Cosas que pasan. Esto parece un diario íntimo, de hecho podría decir que lo es. La clase de Teoría política I iba bien, pero me sentía mal como para quedarme y me fui directo al trabajo. Ahora, con el sueño que tengo creo que lo mejor hubiera sido seguir con el traste en el aula.

El trabajo fue un infierno. Pero estuvo bien, todo salió bien. Y me di cuenta de que mientras este ocupada no tengo problemas, mientras estoy ocupada todo es mecánico. Quiero decir ¿cuál es el código de los envases de vidrio? 1, ¿la comisión de vds?, ¿el número de celular de Anibal? todo es mecánico, tengo la agenda a mano la llave de la caja en los bolsillos. Y si se me sale la cadena sé que tengo al otro administrador a un lado para darme un mano. ¿Y le pasó algo a jorgito? No señora, solamente está demorado por mecánica.

Ahora, en el momento en que tengo un segundo para pensar morí. Odio pensar, ya lo dije varias veces. Pero es la posta. A mi pensar no me representa una ganancia, o no me la representó hasta ahora. Y por suerte tengo a ms sobrinos en casa para jugar y no tener que pensar y mejor todavía; que no sea mecánico.

Día 28, terminado.

jueves, 21 de octubre de 2010

29 días

Es jueves y ya desde el miércoles decidí que hoy no iba a ir a la universidad. Y como no hice nada no sé de que escribir porque todavía a esta hora (apenas las 22.40) estoy muy despierta. Tengo demasiada energía acumulada que recién ahora noto. Lo único que quizá podría mencionar es que terminé Gracias por volar conmigo de Fernando Peña. Muy bueno.

Extraño, porque lo extraño todos los días pero hoy después de la charla con dos amigas y mi vieja más tarde realmente me sentí mejor, mucho mejor. Porque era eso parte de lo que necesitaba. Liberarme, que alguien escuchara lo que me pasaba, que me dijera que pensaba. Necesitaba otra óptica de la situación. Y respiré.

Yo sé que no estoy escribiendo mucho, y sé que tampoco es importante o interesante lo que anoto pero me relaja. Me hace sentir más cerca.

Lo malo de todo esto es que en este momento mi pc no quiere andar, tengo la teoría de que le caigo mal al aparato. So...

Día 29, terminado.

30 días

El miércoles comenzó la cuenta regresiva. Primer día de curso, primer día del mes más difícil que me toca fumar. Me dijeron que la relación no iba a ser fácil, que iba a tener que tener mucha fuerza para soportar lo que pesaba algo así. Y siempre pensé que la gente era exagerada. Excepto esta vez. Ahora siento que no hay mucho que decir del primer día. En teoría no tendría que estar tan angustiada porque se fue apenas el domingo, y no es el hecho de que no esté precisamente lo que me pone así sino saber que no va a estar muchos días y que no hay posibilidad alguna de que venga hasta terminar.

Soy una exagerada, siento todo el doble cuando no el triple. Soy demasiado apasionada para todo, para llorar, para reír, para amar, para sentir, para enojarme (él puede dar fé de esto). Creo que si las emociones no se explotan al máximo no llegan a ser puras, como si me parecieran de alguien más y no mías.


Entre un starbucks, encontrar a Valerius en una librería sucucho, un paseo por el cementerio de recoleta con una amiga. Una merienda con otra amiga (azafatita), las charlas con gente del crew del aula, el examen de FF HH III (factores humanos III) y la demora del Sarmiento el dá se pasó más rápido de lo que esperaba. Dolió, claro, pero fue como una vacuna. Si te distraen mientras te pinchan está todo bien.


Día 30, terminado.

Certezas.

El martes arrancó temprano, demasiado temprano diría yo. 4.30 am es demasiado temprano, y el lunes a la noche no pude dormir. Soy una mujer muy nerviosa y tengo el sueño demasiado ligero. Parcial de ISJ (introducción a los sistemas jurídicos) de por medio, para el mediodía tenía una sola preocupación. Una respuesta. La incertdumbre me picaba tanto como la ambiguedad que sentía. Que sí, que no. No voy a aguantar. Tengo que aguantar.

Y entonces llegó la respuesta; Amor quede en el curso (el mensaje sigue pero no viene a tema). Ya sabrán lo que vino después, unas cuantas lágrimas.

No lo llamé par afelicitarlo, como posiblemente él esperaba, no pude hacerlo. Estaba más que feliz por él, lo felictaba y me sentía orgullosa de él pero asíy todo me sentía miserable. Esa ambiguedad agridulce seguía latiendo y por no arruinarle el momento simplemente deje mis felicitaciones en un mensaje de texto, mismo mensaje que más tarde me parecería soso, falso y falto de amor. Todo lo contrario de lo que me hubiera gustado poder expresarle.

El miércoles empezaría la cuenta regresiva, finalmente.

Incertidumbre.

La RAE (Real academia española) lo define como:

incertidumbre
:

1. f. Falta de certidumbre.


Se tipo de respuestas estúpidas de la RAE me dan ganas de prenderla fuego. Entonces, vayamos a ver qué es certidumbre.

certidumbre.

(Del lat. certitūdo, -ĭnis).

1. f. certeza.

Increíblemente, esta vez sí sirvió la definición. Y uno se pregunta ¿a qué viene esto? Simple, mucha gente no sabe que es la incertdumbre.

Lunes, día de pruebas. No mías, a mi no me afectan de una manera directa esas pruebas. Pero sí lo hacen indirectamente porque esos resultados son los que me van a decir mañana martes sí vuelve o si tengo que comenzar una cuenta regresiva. Una cuenta regresiva de treinta días, un mes. Todos decimos que el tiempo pasa volando, hasta que necesitamos de verdad que pase volando, entonces se vuelve eterno. En estos casos incluso una espera de veinticuatro horas se vuelve insoportable y hasta la tortura china te parecen cosquillas.

A esperar.

Prólogo.

Debería haber escrito esto antes pero no tenía los ovarios donde correspondía y no podía juntar todo lo que hacia falta como para hacerlo. Debería incluso estar en la universidad pero hoy ya no tenía fuerzas para ir a jugar a zombieland. Preferí quedarme en casa y después ir a trabajar, lo bien que hice.

Si uno me pregunta es obvio que estoy orgullosa, es obvio que me alegro muchísimo de que las cosas le salieron. Pero no pueden pedirme que no me duela, realmente no pueden. Y menos cuando me siento tan lejos y es una distancia que no es solamente física. Siendo cursi, es como si el corazón estuvera demasado lejos, tanto que ya casi no se lo escucha latir. Entonces me siento perdida, no sé para donde arrancar. Perdí el camino a casa en algún extraño aspecto.

Podría haber deseado que no se le diera, pero hubiera sido egoísta y no se merecía eso de mi. Yo quería que se fuera, quería que le dieran la oportunidad de demostrar lo bueno y lo capaz de él. Que entendieran porque yo estoy tan orgullosa de lo que es.

Así y todo cuando me dijo que se iba el teléfono se quedó mudo, no supe que más decir. Solamente pude lagrimear porque soy una maricona incurable.

Y entonces, el domingo él se fue.

viernes, 15 de octubre de 2010

Y entonces me sentí como Veronika.

Y yo también quise morir.

Porque los ví. Ví esos zombies sin vida arriba del subte, en el colectivo. Los ví también en el tren y por todos lados en la facultad. ¿A donde estaba? estancada en el mundo. Ahí estaba. Y sentí pánico de ser como ellos. Llegué a casa buscando a mamá y ella no estaba, llamé a mi novio pero tenía el movil apagado. Entonces todo esto llegó a mi cabeza y decidí que el mundo podía esperarme un poco más mientras me refugiaba en casa a tomar un café con leche caliente.

Con una cosa y con la otra sé que no soy muy diferente a toda esa gente que tanto me aterra. Sé que estoy a un paso de ser como ellos seguramente, o peor conociéndome. El día está feo, el día está gris. En primavera eso no tiene razón de ser. Me encantaría un poco de calor y que el perro dejase de ladrar si fuera posible.

Me di cuenta que no podía morir. Porque Veronika tampoco había muerto. No tenía ni la valentía ni la cobardía, ni la cuota necesaria de locura para llevar esa empresa a cabo. No podría morir hoy, ni mañana. Ni siquiera pienso que pueda llegar a querer morir dentro de muchísimo tiempo. No soy (tan) idiota como para pensar que soy inmortal. Pero tampoco soy (de nuevo, tan) idiota como para dejarme llevar por esa muchedumbre de personas gristes (grises y tristes). Todavía tengo mucho coloe que ofrecer, demasiado. No tengo tiempo para el cine a blanco y negro, eso se lo dejo a Chaplín.

¿Y qué tenía que ver el culo con la merengada, no? No sé, pero me voy a trabajar antes de que llegué mamá y me asesine por irresponsable.

lunes, 11 de octubre de 2010

Dark Hunters' tag take three

Puedes tomar mi vida, pero nunca podrás quebrarme.
Así que muéstrame lo peor de ti…
Y definitivamente seré tuya.



[Mamá Lo Peltier - No Mercy - Prologo]

domingo, 3 de octubre de 2010

Captain Crash and the beauty Queen from Mars


You and me
We're invincible together
We can be so tragical, whatever
Dressed up just like ziggy but he couldn't play guitar
Captain Crash and the beauty queen from mars

They're drunk on love as you can get
Getting high on lust and cigarettes
Living life with no regrets

At least they're gonna try to fly


You and me

We're invincible together

We can be so tragical, whatever

We're Sid and Nancy
Fred and Ginger

Clyde and Bonnie

Liz and Richard
Kurt and Courtney
Bacall and Bogie

Joltin' Joe and Ms. Monroe


Here's captain crash and the beauty queen from mars



Esta noche Bon Jovi en River.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Un montón de ideas de un lunes de lluvia.

Llueve. Afuera. En realidad no, dejó de llover hace… no sé cuando dejó de llover porque no estaba prestándole atención. Tengo frío, es Septiembre y hoy hace maldito frío. Tengo las manos heladas y la punta de la nariz también. La gente va y viene dentro y fuera del Burger King en que estoy sentada haciendo tiempo. Y tengo demasiado tiempo en ocasiones como esta. Ese tiempo, en líneas generales, me molesta, porque lo tengo que compartir obligatoriamente conmigo misma. No suelo llevarme con mis ideas. Apunto a muchos sitios diferentes a la misma vez, obviamente acierto entre poco y nada (más nada que poco). Me aburro. Demasiado. Definitivamente tengo demasiado tiempo. Hoy no me traje libros de más para estudiar, lógicamente no me queda otra que pasar tiempo conmigo.

El problema de mi tiempo libre es que me obliga a pensar, en todo. Lo que hago y no debería. Lo que hago bien, lo que hago mal. Lo que no hago (Y debería) las cosas que dejé de lado y extraño, las que debería dejar. Las empresas imposibles en las que me meto. De verdad, odio pensar y odio más todavía el no saber poner la mente en blanco, es una estupidez. Creo incluso que el libro tedioso de Aristóteles hoy hubiera sido mejor compañía que yo hoy que llueve y no puedo salir a pasear para matar tiempo. Bueno, llueve de a ratos. Sigo teniendo la nariz helada, el asunto de las manos no es novedad. Podría, mejor dicho debería, escribir una composición para inglés. Quizá dentro de un rato, todavía me sobra demasiado tiempo.

La ciudad lleva mi música, eso está bien. Dentro de m mundo no escucho criaturas llorando, ni parejas discutiendo por cosas que no me ocupan. Quedan afuera las risitas entre amigas y las chismerías vacías sobre moda o alguna otra chorrada. En sí, no suele importarme mucho la ciudad y su mundo violento. Me gusta ese tonto sueño mío de que a cada paso corresponde un tema de mi elección. A veces tengo la impresión de que soy una idiota o que no tengo todos los patitos en hilera. Cosas como esta me lo hacen pensar. Son casi las 16, de un lunes gris y frío, algo que casi estando por entrar en primavera no tiene razón de ser. En este momento odio el frío también. No me cuesta mucho que las cosas no me gusten, hasta podría admitir que hay muchas cosas que evito solo porque sí y no porque realmente tenga motivos.

Esto de escribir es liberador. No entiendo que le encontraban de divertido a pensar los griegos, de verdad no. Quiero decir, está bueno, pero tampoco para tanto. Con esto basta, no sea cosa que todo esto tenga sentido.


No es de hoy sino de hace una semana, quizá dos.

Autodestrucción, para uno mismo y de uno mismo para con los demás.

Alguien me dijo una vez que todavía me estoy construyendo, que soy un poco más que cimientos en este momento. Que el día que corte la cinta de inauguración voy a ser, finalmente, un imperio. Hasta el día de la fecha no conozco ningún imperio que haya sobrevivido a las guerras o a s mismo. No quiero ser un imperio. No. En mis cimientos ya está instalada la semilla de la autodestrucción, ya me jodí muchas veces y ni siquiera soy algo sólido. Llevo grietas que nadie ve pero que están ahí atormentándome, amenazando constantemente con hacer que me desplome.

Y yo tuve la culpa de esas grietas, yo quise que estuvieran donde están. No le tengo miedo ni a Esparta ni a Roma, me tengo miedo a mi misma. Soy mi peor enemiga, lo sé. Quizá sea por eso que no quiero ser un imperio, la revolución interna. Esos cambios profundos que siempre dejan huella, no quiero más mareas. No. Todavía me falta demasiado para llegar al estadio de imperio, pero sino corrijo desde mis cimientos no tengo oportunidad de llegar a pueblo siquiera.

Porque incluso sintiendo miedo tengo el impulso imperante de crecer, de conquistar. Destruir a los demás. Someterlos a mí. Y sé que eso está mal, por eso no quiero ser un imperio. No quiero prisioneros de guerra, ni saqueos. No quiero tumbas que llorar ni el odio de mis vecinos. No podría, no puedo. Me niego a ser un imperio. No a costa de otros. Pero no puedo reprimir m ferocidad, la bestia aullando y buscando desesperada saciedad. Incluso si fuera necesario, no quiero hacerlo porque no quiero cagar en mis hombros con lo que significaría saber que yo destruí a mis hermanos o a mi amante.

Y resulta curioso porque mucho antes de ser imperio ya me siento en ruinas, saqueada. Como sino tuviera más que ofrecerle al mundo que no fuera un millón de supuestos sobre lo que fui alguna vez. Es de verdad curioso, porque muchas veces me sentí así y ni siquiera terminé de ser. Puramente curioso. De uno u otro modo estoy destinada a la autodestrucción, porque nadie es tan fuerte como yo como para terminar de abatirme jamás. Soy la única que sabe donde realmente duele y donde está el corazón. A veces me pregunto por qué la gente cree que voy a llegar tan lejos, otras veces me pregunto por qué hay personas que no pueden ver mi potencial, el futuro imperio. Le dije a esa misma persona que no quería ser un imperio porque no quería lastimarlo y él simplemente me contestó “vamos a estar bien” Ojala así sea, ojala así sea.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Hotel california

Para empezar y ser sincera.. debería estar estudiando, mañana tengo examen y ya me agarro esa pereza pre examen en la que decís A la mierda con todos, hasta acá estudio y si me va bien soy un crack y si me va mal.. me la busqué. Obviamente si me va mal va a haber más de un que me mire de ¬¬ y me diga algo como Tendrías que haber estudiado más. En serio!? No si yo pensaba que iba a aprobar por mi cara bonita.. >.< {Lindo sarcasmo el de la cara bonita, eh?}

Ehm, dejando sarcasmos y exámenes de lado.. realmente no sé porque se me ocurrió abrir la pestaña de creación de entradas, no me siento inspirada o creativa como para escribir nada nuevo o lo que sea que yo haga, o como muchos opinan, yo creo que todo ya esta inventado y lo que hacemos todos hoy día es intentar reinventarlo o al menos ponerlo desde otra óptica. Es como la barbie, que siempre tiene un modelo nuevo, doctora, mamá, embarazada {ese fue trastornante}, veterinaria, patinadora, Fairytopia, California.. en fin, con el vestido más largo o más corto, a fin de cuentas.. la misma, barbie. Insisto en que no sé para que abri esto, porque lo único que hago es delirar, y mal.

Veamos, si abro la carpeta de ensayos y demases todo lo que encuentro son escritos tristes, quiero decir.. nada dedicado a el verano, la alegría, el amor o a las chicas superpoderosas, entonces tendría que plantearme seriamente que mi motor para escribir es la tristeza, y eso con dieciocho años y medio.. no es bueno, para nada. Y si lo tengo que pensar, es algo que nunca entendí, se supone que en pleno cambio hormonal, y toda esa basura que tus viejos te venden cuando empezas la adolescencia tu mundo abandona los castillos, los dragones y las princesas y se llena de colores, mariposas y rock' n roll.

En definitiva, no tengo ganas de estudiar ni que me fastidien con que lo hagan, porque soy de esas personas que viven llevándole la contra a los otros, simplemente porque no saben seguir órdenes. Yeah, la jodida me dicen. Otra vez.. esto no tiene nada que ver, es que en realidad no sé que es lo que tiene que ver con esta nota y que no, porque ni siquiera el titulo tiene que ver con la nota.. Esa manía de ponerle el nombre de un tema a los que escribo no es muy beneficiosa, sin duda.

Bueno, bueno.. ya me cansé. Seguramente en un rato suba otra cosa, más vieja y que me guste un poquito más que esto y voy a decir, que cagada tengo la cabeza, definitivamente.

This could be Heaven or this could be Hell~

{Hotel California- The Eagles}

sábado, 18 de septiembre de 2010

girl with the broken smile -

Sino me sostengo de mi orgullo me voy de picada al vacio, necesito sentirme más que una navaja. Necesito no joderme. Quiero hacerlo bien. Estar bien. Siento que es lo único que me queda genuinamente mío. Por él no lo hago, por mi orgullo. Sería el colmo fallarme a mi misma.

Enfermo una vez, enfermo siempre.

Debería estar terminando un trabajo práctico para Teoría política I, pero no. No tengo cabeza como para pensar (y mucho menos comparar) el pensamiento de Platón y de Aristóteles. Es más, creo que después de dos meses fumándomelos tres veces por semanas ya los detesto. Habiendo creado el marco stuaconal de esto, pasemos a lo que me truje...

No sé como hago, realmente no sé. Pero siempre termino sintiendo que las cosas son mi culpa, es algo psicológico seguramente algo de falta de estima o una mierda de divan así. Igualmente, quizá sí tenga un poco de culpa con las cosas, quiero decir... podría haber elegido una facultad un poco más económica, u otra carrera más convencional que se dicte en facultades en las que no tengo que poner más que para los apuntes y el viaje. Podría no preguntar a las personas como estan para que no me detallen sus vidas pidiéndome consejos, porque no sirvo para analizar y aconsejar. Porque ni siquiera sé que hacer con mi vida la mayoría de las veces. Sí, también tengo la impresión de que muchas veces vivo por inercia, para no generar más decepciones. Podría no preguntarle a la gente también, por más que me importen sus problemas y por mucha buena intención que tenga de ayudar. Simplemente no sirvo, por algo no estoy haciendo psicología.

Podría ser más comprensiva, delgada, relajada, desinteresada, inteligente, deportista, sensual. Y no, no hay caso. Soy esto, y quizá menos también. Pero no es baja auto estima o falta de valoración personal como otra persona podría pensar, sino que es ser franco con uno mismo.

Enfermo una vez, enfermo siempre. Una vez que uno se ve frente a un espejo y ve finalmente lo que en verdad es, es imposible volver atrás. Porque uno es una de esas imágenes que se quedan grabadas para siempre, esas imágenes que vemos incluso cuando cerramos los ojos. Una constante de que nos digan lo que nos digan nada va a cambiar lo que nosotros vemos, y ni hablar de lo que nosotros sabemos de nosotros que los demás no. Porque eso; es todavía peor.

Si el otro día era el día perfecto para ser, hoy lo es para no ser. En fin, a volver a insistir con Teoría política.

domingo, 29 de agosto de 2010

Lágrimas negras para despedirte.

Uno siempre escucha la frase "con el tiempo te vas a acostumbrar" bien, es mentira. Porque (al menos en mi caso particular) siempre duele. Es más, creo que con cada lágrima negra que se me cae cada vez que él tiene que irse me duele más de lo que me dolió la última vez. Y eso, damas y caballeros se llama querer a alguien. Y nunca fue mi intención, yo estaba bien como estaba. Ya tenía el año planeado de enero a enero. Y entonces cambiaron todos mis planes de enero a enero, y para que negarlo... Estoy mejor. Vuelvo a lo mismo de hace dos minutos, duele verlo irse. Duele como la mierda tener que aguantarse las ganas de verlo un jueves y dormir juntos. Pero vale la pena esperar, vale la pena que el delineador se corra un poco de su lugar en cada despedida porque sé que tras ella hay una promesa de volver a vernos, de reírnos juntos, de hacer el amor. A veces los días se suceden con más rapidez, otros con una lentitud desesperante que hace que se te consuma hasta el último nervo. Para esos casos no hay amigas que alcancen ni chocolate que llene. Lo aseguro.

Son cosas que pasan, uno elige así. Con todos los defectos y virtudes que hay en el combo. Sino simplemente se acerca al libro de quejas y pide el cambio. Yo no puedo. Yo no quiero. Sé que no me satisfacería en absoluto el centro de atención al cliente. A mi me gusta el haberlo elegido, me mata que se vaya pero no cambiaría por nada cada una de nuestras bienvenidas. Definitivamente, es de no creer esto de querer a alguien.





Gracias.

jueves, 26 de agosto de 2010

Caminar, tomar aire y seguir caminando.

Hoy me quedé a tomar aire en casa. No hay facultad en la agenda hasta la noche. Una vez una amiga me dijo que cada cierto tiempo me iba a hacer bien tomarme un momento para mi, porque sino entre todas las cosas que hacia y que quería hacer iba a terminar largando todo al carajo. Hoy me levanté con ganas de estar un ratito más en la cama, hoy necesitaba un ratito más en la cama. Y me quedé. Me encanta todo lo que estudio y hago pero hoy necesitaba no hacerlo, quedarme en donde me siento segura y lejos para tomar aire. Para ver que pasa afuera. Desde que empecé a estudiar en la facultad mi día se resumió a estar fuera de casa. De salir a primera hora y no volver hasta última. Y está bueno, al menos al principio, porque te ponés a quemar tiempo entre una actividad y la otra caminando, paseando, conociendo el lugar en donde estás. Hasta que te cansas y necesitas anclarte en algún buen lado a mirar la gente pasar. Ver que hacen, que no hacen nada más para no fijarte en lo que estás (o no estás) haciendo vos.

Hoy me levanté con ganas de escribir pero una vez que me senté en el pc ya no se me ocurrió nada. En realidad no es cosa de hoy, sino de hace algunos días. Hace días que tengo ganas de volver a atrás, de estar llena de papeles escritos y dibujados. De hacer paneles enormes con fotos, de que mi mamá se queje de que mi habitación está demasiado desordenada y de que es inhabitable. Pero no, los papeles y las fotos están guardados, los libros apilados y la habitación demasiado ordenada para ser mia. A veces me pregunto por qué todavía no me canso de que las cosas sean así, otras simplemente lo dejo pasar como hago con muchas cosas con las que después estallo más tarde.

En fin, hoy es el día perfecto para tomar aire. Para dejarse ser sin importar lo que los demás puedan llegar a murmurar. Definitivamente, hoy es el día perfecto para ser.

sábado, 26 de junio de 2010

Son todos unos hijos de puta -

Sinceramente mientras más corren los días más me convenzó. La raza humana está hecha de puros hijos de puta. El género masculino lleva varios días indignándome cada vez más. No paro de escuchar amigas que dicen que el novio la cagó, que jugó con ella y que, obviamente, ya la dejó. No dig que las mujeres estemos afuera de hacer este tipo de cosas, pero últimamente entre lo que vi y lo que escuche estoy bastante empachada.

Incluso el otro día, mientras esperaba en la puerta del colegio a unos amigos vi como el novio de la hermana de una amiga la cagaba. En plena puerta, sin importarle nada más. La fidelidad no es algo tan difícil, es custión de amor y respeto por la otra persona. Más que nada de respeto por la otra persona, porque podés no amarla como ella te ama -o no- a vos, pero no tenés porque joderla siéndole infiél y haciéndole perder la fé en toda la mierda que le queda por probar.

No sé, entre A y B hoy no tengo ganas de creer en el amor, no tengo ganas de que nadie intente venderme castillos sobre nubes ni nada así. Es más, solamente tengo ganas de tirarme a ver una buena película, perderme en el mundo acartonado y utópico que nos ofrece Hollywood con todas sus miles de películas.

martes, 8 de junio de 2010

Feliz, feliz, lere lere lé -

Ayer fue el cumpleaños de mi abuela, entre café y masitas (cosas bien de viejas) charlas y demás cosas que no vienen realmente al tema pero que son una buena introducción, me di cuenta de lo feliz que estoy. Incluso ahora, hoy que me duele el estómago por haber comido tanta porquería estoy contenta. Quiero decir, es la primera vez que siento que estoy encaminada. Que incluso cuando siento miedo de que las cosas me salgan para atrás todavía avanzo hacia ellas. Aprendí que muchas cosas me salen mal, pero que es más interesante arreglarlas que lamentarse por ellas. Que tengo cosas importantes que otros no tienen, que nunca estoy sola, incluso cuando quiero estarlo.

Que amar es un dolor de cabeza constante, pero que me encanta sentirlo. Que solamente cambiarái una sola cosa, y sería para tenerlo cerca y no extrañarlo tanto. Soy feliz con cosas pequeñas como una tarde en casa mirando películas, con el sol picándome la piel en verano o un buen café caliente en invierno. Que no necesito riqueza para tener un imperio.

No hay nada en este momento que quiera y no tenga o nada que quiera y no pueda tener si me esfuerzo. Hoy me siento estúpidamente optimista, incluso si mi forma base siempre hubiera sido la tristeza. Y que feliz me hace eso tambien.

lunes, 31 de mayo de 2010

Her diamonds -

video

Oh what the hell she says
I just can't win for losing
And she lays back down

Man there's so many times
I don't know what I'm doin'
Like I don't know now

By the light of the moon, she rubs her eyes
Says it's funny how the night can make you blind
I can just imagine

And I don't know what I'm supposed to do
But if she feels bad then I do too
So I let her be

And she says ooh I can't take no more
Her tears like diamonds on the floor
And her diamonds bring me down
Cause I can't help her now

She's down in it
She tried her best but now she can't win
It's hard to see them on the ground
Her diamonds falling down, way down

She sits down and stares into the distance
And it takes all night
And I know I could break her concentration
But it don't feel right

By the light of the moon, she rubs her eyes
Sits down on the bed and starts to cry
And there's something less about her

And I don't know what I'm supposed to do
So I sit down and I cry too
But don't let her see

And she says ooh, I can't take no more
Her tears like diamonds on the floor
And her diamonds bring me down
Cause I can't help her now

She's down in it
She tried her best but now she can't win
It's hard to see them on the ground
Her diamonds falling down

She shuts out the night
Tries to close her eyes
If she can find daylight
Then she'll be alright, she'll be alright
Just not tonight

And she says ooh, I can't take no more
Her tears like diamonds on the floor
And her diamonds bring me down
Cause I can't help her now

She's down in it
She tried her best but now she can't win
It's hard to see them on the ground
Her diamonds falling

Ooh, I can't take no more
Her tears like diamonds on the floor
But her diamonds bring me down
Cause I can't help her now

She's down in it
She tried her best but now she can't win
It's hard to see them on the ground
Her diamonds falling down

I can't take no more
Diamonds on the floor
No more, no more, no more
Diamonds falling down

I can't take no more
Diamonds on the floor
No more, no more, no more
Diamonds falling down

I can't take no more
Diamonds on the floor
(No more, no more)
Her diamonds falling, all her diamonds
Diamonds falling down

I can't take these diamonds falling down

Más y más de lo mismo -

Los últimos días entre la falta de internet, de pc y de tiempo no subí prácticamente nada el blog, no pasé ningún papel a la pc. No hice más que ser parte del sistema, por así decirlo. No hay mucho que pueda decir en mi defensa ¿verdad? Y no. Porque es verdad, me dejó llevar por las miles de obligaciones que me auto impongo y dejo que la artista en mi se duerma, se quede en un estado deprimente de coma. O sea, llegar al punto de no tener tiempo ni siquiera para adelantar dos hojas de los libros que leo, o exprimirme la cabeza para poder escrbir medio renglón, cuando siempre tuve problemas para dejar los dedos quietos a la hora de escribir. Eso es lo que más me cabrea, no poder ser quien soy porque no me queda tiempo para ello.

Estoy tan ocupada en ser simpática con los clientes que llaman para preguntar boludeces desde temprano, en bancarme a las viejas que gritan al teléfono porque están sordas y piensan que yo tambien lo estoy y solo quieren saber si jorgito va a pasar, porque jorgito pasa siempre 8.30 y son 8.31 y no pasó todavía. Eso, sumado a que hace un frío de morirse, a que el resto del personal está completamente desmotivado [y en este momento los entiendo bastante] No tengo ganas de quejarme, porque sé que mis problemas no son ni la mitad de lo importante de lo que lo deben ser lo de los demás, pero no puedo evitarlo. Porque parte de la naturaleza humana es esa, quejarse y romper las bolas por pelotudeces. ¿O no?


lunes, 24 de mayo de 2010

Save me -


Save, save, save me
I can't face this life alone
save, save oh! save me
I'm naked and I'm far from home

(Save me - Queen)







Lejos, solo, expuesto y asustado. Que dispare la primer bala quien nunca se sintió así. Pues ellos están en el inferno.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Rebaño























We weren't born to follow

Come on and get up off your knees
When life is a bitter pill to swallow
You gotta hold on to what you believe

Believe that the sun will shine tomorrow
And that your saints and sinners bleed
We weren't born to follow
You gotta stand up for what you believe

NO soy una oveja más, soy la peor. Y me encanta.

domingo, 9 de mayo de 2010

Frustración -

Como esas preguntas simples y a la vez tan difíciles de contestar que hacen los nenes chicos, como ¿Cómo vienen los bebés? ¿Por qué se van las personas al cielo? y demáses, muchas veces nos preguntamos ¿qué es la frustración? Y no, la frustración no es descubrir que una mancha no sale de la ropa como dice la propaganda de Vanish. Hoy descubrí que la frustración es algo que se siente demasiado hondo, demasiado mal. Ese es el problema de querer a alguien, todo se vuelve más intenso. Los aromas, los colores, los sentimientos. Todo se vuelve un vale 4, como en el truco. Una apuesta a todo o nada. Que cuando todo marcha sobre ruedas está todo bien, pero cuando algo falla el Armageddon se vuelve un juego de chicos en comparación con lo que a nosotros nos pasa. Jamás creí que el querer a alguien pudiera volver algo tan peligroso para uno mismo, tan revelador.

Porque es verdad, yo me negaba a verlo pero cuando se quiere a alguien uno comienza a conocerse, a descubrir un montón de cosas que no sabía de si mismo. Y que muchas veces cuando uno mismo dice no, sabe que no es no, sino un sí mal disfrazado. Porque por esa persona somos capaces de hacer hasta la peor de las locuras. Con lo que digo no estoy descubriendo la Penicilina como hizo algún fulano (en este caso Mr. Alexander Fleming) o la polvora, ni siquiera algo tan importante como la cura para el SIDA. Pero, me gusta ser egoísta de vez en cuando y escribir sobre lo que en ese preciso momento me parece importante, como ahora. El descubrir lo que para mi es la frustración.

Y porque es más económico abrir el Mozilla que ir a hacer catarsis con un psicólogo y para mi mucho más terapéutico tambien. En fin, en comienzo, entre medio. Como quieran, pero volviendo a lo que decía un rato antes, esto de la frustración es complicado. Como todo, bah. Una cosa es frustrarse con uno mismo, por no alcanzar una puntuación en un exámen, un triunfo en un partido, una meta en el trabajo. Pero ¿qué pasa cuando lo más frustrante es sentir que uno no puede entregarse al otro? Como amante, como pareja, como compañero.

Cuando a uno le late el pecho con fuerza porque hay muchas cosas que no se pueden contar, que no se pueden hacer. Cuando uno tiene miedo a que la otra persona lo rechace por su pasado, que lo mire con pena como ya le hicieron. Que lo deje por no poder entregarse al hacer el amor, la frustración se vuelve el filo más brillante de la navaja. Y uno mismo de nuevo, tiene miedo. Se aterra. Y es horrible cuando pasa, y es todavía peor cuando no deja de pasar. Porque cuando es una frustración hacia uno mismo depende enteramente de uno el poder superarse. Ahora, cuando el cincuenta por ciento de la situación está sobre los hombros de alguien más, la frustración late más fuerte y duele más.

Que sé yo, son cosas del momento o de la edad como me diría mi mamá. Asuntos superables en el momento indicado. Entonces, otra vez tood se vuelve una cuestión de tiempo. Jodido.

jueves, 29 de abril de 2010

Lo que no te mata, no te fortalece. Te destroza.

Sé que el dicho es Lo que no me mata, me fortalece pero sinceramente me parece una mentira pedorra para que la gente siga auto flagelándose con una misma navaja una y otra vez. O por lo menos yo no voy en la misma frecuencia que el resto del mundo y a mi me da al revés. Lo que quiero decir, que hay cosas que pasan que no te matan o no literalmente. O no del todo, pero puedo llegar a asegurar que siempre una parte muy pequeña de nosotros muere con esa situación de mierda que nos arrasa. Y no nos hace más fuertes, no. Puedo casi asegurar que si la situación se repite nos vamos a sentir igual o peor que la vez anterior. So, no te fortalece. Una persona puede sobrevivir y sobreponerse a algo que le pasa, puede seguir adelante con el tiempo. La herida se va a cerrar, pero la cicatriz queda. Como un recordatorio, como una llamada de atención propia.

Ojo, hay que ser muy fuerte emocionalmente como para poder pasar por muchas cosas de la vida, pero nadie es lo suficientemente de acero jamás como para decir que nunca se desmoronó, porque estaría mintiendo. Todos, incluso los que a nuestros ojos parecen más sólidos algun vez necesitaron un hombro donde llorar, un momento de soledad para dejar que las emociones los manejen. Y por más que hubieran sido capaces de seguir, tambien quedaron marcados. Lo que pasa es que pocos pueden admitirlo y mantener la barbilla en alto. Cuestiones de orgullo, digamos. Yo, por ejemplo, no suelo poder.

Admito que no me gusta que los demás sepan de cuanto me dolió o me duele algo. Lo considero un tema mio, algo demasiado privado como para poder compartirlo, incluso con los más cercanos. De nuevo, cuestiones de orgullo.. Una de esas cosas que uno hace solo por protegerse y terminan aislándolo de todos los demás.
Pero para eso tengo un grupo de amigas en las que puedo confiar en que van a sacarme la mierda como sea, y cuando digo como sea es completamente literal. Un cable a tierra, o mejor todavía. Personas a tierra.

No tiene nada que ver pero como me jode dejar los escritos a medias, y más porque este hace muchos días que no me sale terminarlo y ya tendría que haberlo borrado a la mierda. Pero cada vez que voy al botón de suprimir me detengo. Esto molesta más que el dolor de ovarios. En fin, será otro fragmento más sin mucho sentido pero con demasiado sentimiento.


miércoles, 21 de abril de 2010

Amor en tiempos de inflación y contaminación ambiental.

¿Qué puedo llegar a decir sobre el amor moderno que no se haya dicho ya? Realmente, no mucho. Ni nada original. Pongamos los pies en la tierra durante dos minutos y preguntémonos sinceramente ¿creemos todavía en el principe y su corcel, en la manzana envenenada, hadas madrinas y demás chucherías de plastico made in China que rellenan el casting de un cuento infantil? No sé ustedes, pero yo no. Mi mamá dice que soy demasiado gris por pensar en que el amor eterno no existe o en no querer sumarme a la masa de rosados enamorados que dicen que son el amor de su vida, y que van a casarse de blanco en la playa y bleble. No voy a negar que mi visión del mundo fue siempre un poco más opaca y realista que la del resto de las personas de mi generación, pero es por un motivo simple; no me gusta engañarme. Además, yo no quiero un amor eterno sino uno real. Uno digno de este siglo. Los amores para toda la vida ya no duran tanto y como siempre se dice, prefiero calidad a cantidad. Quizá la persona con la que estoy ahora no es la misma con la que voy a estar el mes que viene, quizá sí. A lo que voy es; vivir el momento.

Disfrutar del otro y de cada instante de nosotros mismos que podemos brindarles.
No creo en el fin del mundo y esas hierbas pero todos los días a alguien se le derrumba su mundo, sus esperanzas. Personas que pierden seres queridos, que les rompen el corazón, personas que se desilucionan de si mismas. El fin del mundo nos llega a todos sin aviso y de una forma completamente personal. Hoy en día realmente creo que es una proeza decir que amamos sinceramente a alguien. Y es un error garrafal pensar que el amor es algo rosa y lleno de flores y arco iris. El amor moderno a mis ojos es algo abstracto, egoísta, desbocado, enfermo, glorioso y casi imposible de encontrar. Buscar el amor es casi tan arduo como buscar la felicidad, pero vale la pena.
Incluso siento que hoy, a mis diecinueve años de edad no aceptaría un amor de cuento de hadas. Quiero llorar, reírme, gritar, pelearme, arreglarme, hacer el amor y sé que no puedo esperar todo esto de un príncipe montado en un caballo. Pero sí puedo esperarlo de un hombre.

Es animarse, dejarse ser. Suena fácil y es difícil, más en un mundo de caras y caretas como el que vivimos. Nuestro mundo gira alrededor de fast food's, cafeína, inflación, transtornos alimenticios y alertas de fin del mundo y hay que sobervivir. Contra viento y marea necesitamos seguir adelante. Y creo que en toda esa mierda que nos apabulla radica el verdadero sentido de sentirse vivo.
El ir y venir, el descanso y agite, soy de esas personas que no servirían para más que un fin de semana en el campo. Estoy tan acostumbrada a la adrenalina de la ciudad que creo que no podría amoldarme jamás a la apacibilidad del campo y sus bellezas.


Podría seguir un buen rato más escribiendo y escribiendo sobre lo que siento como amor moderno, pero no endría mucho sentido porque no sería más que bleble de cotillón porque llevo unos cuantos días queriendo terminar de escribir esto y soy de las que piensan que si no sale todo de un mismo tirón no vale la pena o no es realmente bueno y como creo que hasta ahora venía bien lo dejo. El punto es sencillo al final de la idea, solo que tengo esa cosa de siempre llenarlo todo con mis garabatos. ¿Conclusión? Viví, sé quien quieras ser y si te animas a amar entregate a la otra personas sin pensar en lo que va a resultar de esa relación o lo que el otro va a entrgarte a cambio. Nada más.

jueves, 15 de abril de 2010

Vive y deja vivir -

¿Simple, cierto? Bueno, a veces no lo es tanto. Y si estoy escribiendo a las tantas de la mañana con un dolor de estómago atroz es simplemente porque no puedo entender como algo tan estupidamente sencillo se puede convertir en motivo de disputa familiar cercana a la tercer gran guerra. No estoy pidiendo mucho, y si lo vemos desde mi punto de vista no estoy pidiendo prácticamente nada. Solamente que no me jodan y me dejen ser. Una relación a distancia es un constante dolor de ovarios, por los celos, las inseguridades, los ataques de extrañitis agudas y un montón de hierbas más. Y ojala fuera tan fácil como dice mi viejo y me "buscara otro más cerca" pero NO, porque no quiero otro, lo quiero a él. Me estoy enamorando y no quiero a otro hombre. Suena hipócrita sí, pero incluso yo que estaba completamente negada al amor siento que lo encontré.

O sea, la situación es la siguiente; quiero ir a ver a mi novio a donde mierda está por UN fin de semana. Solamente 350 kms. 350 kms de mierda que me hacen sufrir como una condenada. Y no, no hay caso. Mis viejos no quieren saber nada con dejar ir y yo estoy que echo chispas cada vez que nos cruzamos -lo que pasa seguido si consideramos que no solo convivimos sino que tambien trabajamos juntos- Yo entiendo que tengan miedo, que mi seguridad, que es lejos y la mar en coche. Pero la nena YA creció, tiene estudios, un trabajo, una pareja y es hora de que lo asuman y que por más que se equivoque la dejen tomar sus propias desiciones. Porque tranquilamente podría jugar un rato a Rebelde Way, tomar mis ahorros sacarme un pasaje de micro y NOS VIMOS. Pero no, ¿con que fin? Al volver sería todo igual, sino peor. No solo para mi, sino para mi novio tambien. Conozco demasiado a mis viejos como para saber lo que podría llegar a pasar si él pisara mi casa luego de mi pequeña "fuga". Una mierda.

EN fin, esta entrada no tenía ningún motivo personal, filosófico, medio emo ni nada de nada más que el de desahogarme. Necesitaba sacar un poco de mierda con pala.

viernes, 2 de abril de 2010

Cuando el feliz cumpleaños se convierte en una marcha fúnebre (que no deja de sonar)

Te acordas, hoy es su cumpleaños. El cumpleaños de esa persona que no está, que lleva tiempo faltándote. Querés cantarle el feliz cumpleaños, volver a festejar, pero no. Él no está. No hay nada que festejar porque en tu cabeza comenzó a sonar la marcha fúnebre, el inconfundible adiós. En ese momento de tu vida sos más conciente de que él no está, que lleva tiempo lejos de casa de lo que fuiste jamás. La marcha comienza a sonar por segunda vez en tu cabeza y vos sentís que te morís que te vas también. Pero no, porque sentís cada poro de tu cuerpo escupiendo su dolor. Y por un segundo lo pensas ¿Te gustaría darle alcance? Sí, los dos lo sabemos.


Otra vez, la marcha retumba en tu cabeza y esta vez no está sola porque de su mano caminan los recuerdos. Cada una de esas dulces memorias se quedan en silencio, cada sonido se apaga y las voces enmudecen. En ese momento no podes recordar lo que dijiste o lo que te dijeron porque a lo único que podes poner atención es al gemido constante y desgarrador de la marcha fúnebre que hace de música de fondo. Cada uno de ellos es miel convertida en hiel, son espinas sin rosas. Te dejas torturar por ellos, no tenes opción y si la tuvieras no la aceptarías porque esos recuerdos que te queman la carne y te calan los huesos son lo más cerca que vas a estar de él. Y sí, los dos lo sabemos.


Es el día más largo de tu vida, las veinticuatro horas convertidas en un siglo de torturas. Y todavía no termina porque eso significaría que alguien tuviera piedad de vos y vos sabes que no hay tregua posible para lo que queda de tu pobre vida acá, lejos de él. Es un año más y estás rogando acostumbrarte a lo imposible. Estás soñando despierto con escuchar la marcha fúnebre y que la sangre no se te vuelva plomo en las venas. Pero pasan los años y es lo mismo sino es peor. Vas creciendo y cada uno de esos recuerdos que guardas como tesoros amenazan con volverse polvo, nada.


Te negas completamente, no vas a permitir que te saquen eso también. Y que se vayan a la mierda todos, a vos no te interesa nada más. Necesitas desesperadamente mantener esos recuerdos en vos, sentir que cada uno de ellos te devuelve un pedacito de esa persona que te falta y que tanto necesitas. Estás incluso hasta dispuesto a vender tú alma por un último abrazo, por un poco más. Ya no te queda consuelo alguno, solamente el vacío que comienza cuando todo es silencio.


Por fin silencio, tan roto y tan ensordecedor. Silencio. Terminó el día hecho siglo. Ahora tenés 364 días para cocer las heridas y dejarlas sanar para cuando la marcha fúnebre se haga escuchar otra vez. Y sí, los dos lo sabemos.

martes, 26 de enero de 2010

Suficientemente insuficiente

Por fin se me cayó la puta careta. Sisi, ahora por fin entiendo lo pelotuda que soy cuando quiero, basta de autocompasión, basta de justificación estupidas para las cagadas que me mando. No voy a justificarme mas bajo la fingida e inconsciente debilidad que se que no tengo porque soy demasiado fuerte para seguir con algo así por que soy demasiado auto tirana como para seguir permitiéndomelo, si loco, soy terca, gruñona, orgullosa, fría, calculadora, solitaria. Sé que no suelo reconocer mis errores y detesto que otros los encuentren por mi. Si, soy toda una serpiente, pero no me importa una mierda, porque no soy perfecta, ni estoy cerca de serlo, pero realmente si lo pensas en frío ser perfecto es aburrido, no hay adrenalina en hacer siempre todo bien no hay experiencia en saberlo todo siempre, no hay diversión en la puta y monótona rutina de ser perfecto.


No hay nada de lo que quiero, porque ahora entiendo que me gusta sufrir, me gusta estar mal, me encanta estar equivocada y tener que volver a empezar. Me hace asquerosamente feliz saber que no todo es como quiero o como pienso. Amo saber que siento todas estas sensaciones en las mismas cantidades en las que siento alegría, satisfacción, alivio, amor y todas esas pelotudeces que me hacen sentir un poquito mas viva cada día cuando me levanto y pego un salto de mi cama y me hago mierda contra el suelo porque olvido que tengo una cama marinera. Estoy bien porque en algún momento estuve mal, y si ahora estoy mal no es para que todas esas personas que me odian se rían, porque cuando menos se lo esperen la serpiente les va a morder la nuca y va a hacerlos caer como ustedes lo hicieron alguna vez conmigo. Yo sé que no siempre voy a poder conmigo, soy meramente consiente de mi debilidad, se que soy incapaz de autoabastecerme constantemente, porque ahora digo “si, yo lo controlo” pero es una burda mentira porque se que hoy puedo ponerme una venda, pero mañana me voy a hacer mierda y no va a haber casualidad que me salve. No quiero más que se piensen que puedo sola, porque no es así, no sé como salir de los pozos en los que me meto, no se bajar de los árboles a los que me trepo. Quiero que siempre haya alguien ahí, para limitarme, que haya alguien ahí tentándome para mandarme una cagada, para poder crecer.


Quiero que este ese alguien siempre presente para que me diga “¿viste que yo te dije que no lo tenias que hacer?” si, porque además de ser un grandísimo fracaso soy masoquista y me gusta desafiar mis malditos limites para seguir avanzando hasta el final aunque en el medio haya cascotes y me tropiece, sé que a menos que me levante no voy a poder seguir. Y si tengo mucho de eso, poco de aquello y demasiado de mí. Entonces, al verme tan llena de mí me entiendo suficientemente insuficiente en todo sentido, porque sola no voy a poder amar, porque para eso lo tengo que encontrar a mi compañero. Porque para compartir las tengo a mis guardianas. Porque para sentir tranquilidad lo tengo a mi ángel. Porque para todas esas cosas que tengo y no tengo siempre lo voy tener a mi lalo. Por eso me entiendo y me desentiendo. Me aclaro y me oscurezco. Me enredo y me desenredo. Porque soy lo suficientemente insuficiente como para darme cuenta que es imposible seguir sola en esta masa esférica a la que llamamos mundo. Entonces me enorgullezco de ser tan insuficiente, porque es ahí donde radica todo lo exactamente necesario que el amor de la razón de mí día a día me da. Es ahí donde radica mi amor por todos aquellos que hacen de mi vida, un estado tan placentero. Es ahí donde hoy y siempre quiero estar. Donde me caigo, donde me estrolo contra el piso, donde soy tan humana como puedo, sí señoras y señores, quiero esta ahí donde lo único que puedo ser es ser yo.

De lágrimas cajas e islas

Tener ganas de llorar y no poder hacerlo... sin duda es la peor mierda que me puede pasar… sin duda. No digo que llorar sea una solución pero sin duda es un alivio, un par de lágrimas, un poco de dolor de cabeza y a dormir. Con suerte a la mañana siguiente me siento lo suficientemente liviana como para poder pensar las cosas con más frialdad y calma y así poder encontrar una solución.


En este momento particularmente me siento seca por dentro, como si hubiera perdido la capacidad de llorar y la de exteriorizar lo que siento, es asquerosamente desconcertante, porque me siento triste y me duele pero simplemente no me sale. Y tengo la impresión que el proyecto Caja de Pandora salió mejor de lo que yo esperaba, incluso de lo que yo planeaba, quiero decir, siempre me consideré una de esas personas a las que no les gusta dar lástima, como tampoco me gusta dar mi opinión completa de las cosas porque siempre termino encasillada como Cruella Devil, entonces la versión completa de una opinión, un sentimiento negativo y todas las cosas que podían llegar a lastimarme o lastimar al resto terminaban en esa cajita, escondidas y bajo siete llaves.


El problema empieza cuando la cajita se convierte en una especie de pac man y empieza a devorar cuanta emoción tiene a su paso… como tengo la sensación de que me esta pasando precisamente ahora. Sentimientos buenos, malos, regulares siento que mi caja se lo devora todo, que me va vaciando por dentro, que me va a drenar hasta que realmente me deje seca. Esto del corazón es realmente complicado o por lo menos a mi se me hace complicado… pasando a otra analogía extraña {de esas que son bien mías} ¿Alguien alguna vez escucho cuando Bon Jovi decía algo como; “Todos los hombres son una isla”? Yo lo escuche en el argumento de una película, y defiendo a muerte que esta completamente en lo correcTo, personalmente soy una de esas islas que están perdidas en un mar recóndito, esas que no se marcan por mapa y a las que se llega por error, o con suerte. Las que están y no están, pero nadie puede precisar que realmente existe. Puede sonar tanto estupido como profundo, o como me dijo una vez una amiga, tiene un gran transfondo pero no deja de sonar gracioso… es que vamos, realmente ¿A quien se le ocurre considerarse una isla? A Bon Jovi y a mi, a nadie más, definitivamente.


Además ni siquiera puedo considerarme una isla turística o paradisíaca porque los amontonamientos de personas me desagradan muchísimo, me sofocan y me dan una sensación de encierro increíble. Siguiendo con mi delirante monólogo sobre las islas, las cajas y mi casi pánico a las personas… ya me perdí >.<


No creo que ser una isla este tan mal después de todo, seguramente cada tanto se ve algo interesante y revalorizante, esas cosas que uno dice mira que loco, y te hacen ver las cosas de colores y formas diferentes y nuevas. A veces son cosas, otras veces personas… de esas que querés que se bañen en tus costas y no te dejen jamás. Personas que se acercan mediante una computadora, un día en el cole o simplemente una noche de boliche, personas que se queres que queden a vivir en vos para siempre, que queres proteger y amar el resto de tus días, esas con las que queres navegar y hacer mil y un cosas distintas, personas que te aceptan tal cual sos y que te retan y te miman, te aconsejan y con las que a veces peleas también, porque la puta si no vale la pena estar vivo por ellos.


Definitivamente, ser una isla perdida es lo mejor que puede pasarme. Empecé hablando de lágrimas, me pase a cajas y termine con islas, en definitiva, ¿Quien me entiende? JÁ.